Descripción.

 Tartracina
Su uso está autorizado en más de sesenta paises, incluyendo la CE y Estados Unidos. 
Es un colorante amplísimamente utilizado, por ejemplo, en productos de respostería, fabricación de galletas, de derivados cárnicos, sopas preparadas, conservas vegetales helados y caramelos. Para bebidas refrescantes, a las que confiere color de "limón". A nivel anecdótico, la tartracina es el colorante del condimento para paellas utilizado en sustitución del azafrán.  
La tartracina es capaz de producir reacciones adversas en un pequeño porcentaje (alrededor del 10%) de entre las personas alérgicas a la aspirina. Estas personas deben examinar la etiqueta de los alimentos que pueden contener este colorante antes de consumirlos. El mecanismo de esta sensibilidad cruzada no es bien conocido, ya que no existe un parentesco químico evidente entre ambas sustancias.  
Se ha acusado a la tartracina de producir trastornos en el comportamiento de los niños, acusación que se ha demostrado que es falsa.